Plan de Hostelería Segura

11/11/21 

La mayor parte de las Comunidades Autónomas están restableciendo la normalidad en sectores tan importantes y críticos como el de la Hostelería y la Restauración, motivado por la evolución positiva de la situación epidemiológica y sanitaria derivada de la Covid-19.

Cada uno de los establecimientos deben asumir un compromiso firme con la gestión del riesgo, liderando la implementación sistemática de medidas dirigidas a minimizarlo.

Para garantizar la vuelta a la normalidad de una manera, algunas Comunidades Autónomas están estableciendo nuevos planes con la finalidad de que se puedan desarrollar en condiciones de seguridad, tanto para las personas trabajadoras como para las personas usuarias y minimizar al máximo el riesgo de contagio.

Estas medidas específicas consisten especialmente en los siguientes puntos:

Planificar las tareas y procesos de trabajo de tal forma que se garantice la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias; la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mesas, mobiliario, pasillos, etc.), en el restaurante debe adaptarse si fuera necesario.

  • En caso de imposibilidad, se tomarán medidas alternativas para evitar el riesgo de contagio por contacto.
  • En caso de que existan turnos, éstos deben planificarse siempre que sea posible de forma que se concentren los mismos empleados en los mismos grupos de turnos. Igualmente, si el personal precisa cambiarse de ropa, debe habilitarse un espacio que permita también asegurar dicha distancia interpersonal o establecer el aforo máximo de los vestuarios de personal, si lo hubiere. Además, se debe mantener el distanciamiento social en reuniones internas.
  • Debe evaluar la presencia en el entorno laboral de trabajadores vulnerables frente a la COVID-19 y deberá determinar las medidas específicas de seguridad para este personal.
  • Completar el botiquín con un termómetro.
  • Si no puede asegurarse la desinfección del método de control horario con contacto (huella, dígitos) en caso de que lo hubiera, implementar un método que evite el uso de una misma superficie por parte de distintos empleados. En caso de que se opte por la desinfección tras cada uso, debe asegurarse la disponibilidad de una solución desinfectante.
  • Asegurar la adecuada protección de los empleados, facilitando el lavado de manos con agua y jabón y, si esto no es posible, el uso de soluciones desinfectantes.
  • Difundir pautas de higiene con información completa, clara e inteligible sobre las normas de higiene a utilizar en el puesto de trabajo, antes, durante y después del mismo, que puede estar ayudado con cartelería.
  • Facilitar tiempo y medios para la correcta higiene de manos.
  • Proporcionar los EPI adecuados previa evaluación de riesgos laborales en le contexto COVID19. En caso de que algún servicio se encuentre subcontratado, el restaurante supervisará que el personal cuenta con los equipos de protección individual necesarios.
  • Establecer normas de uso de las instalaciones en la que se desarrolla el trabajo y los espacios compartidos para mantener la distancia de seguridad (p.e en ascensores, comedores, accesos y zonas comunes, vestuarios, salas de reuniones).
  • Proceder a la ventilación al menos diariamente y con mayor frecuencia siempre que sea posible, de las distintas áreas del establecimiento.

Asimismo:

  • En todas las actividades se deben respetar las distancias de seguridad interpersonal. Para ello y cuando sea necesario, se deberá realizar el correspondiente control de aforos por parte del personal del establecimiento. En caso de que no sea posible, deben garantizarse las medidas y equipos de protección necesarios.
  • El restaurante debe determinar, en función del tipo de uniforme, el tipo de limpieza a aplicar y su frecuencia de lavado. Dado que el uniforme sólo se debe utilizar durante la jornada laboral, se recomienda que el establecimiento se haga cargo del lavado de ropa de trabajo del personal junto con la mantelería propia, debiendo asegurar la limpieza de la misma a una temperatura >60ºC. En el caso de que el lavado del uniforme del personal se haga en el domicilio del personal se haga en el domicilio del personal  el establecimiento debe informar a los empleados de que el lavado debe realizarse a <60ºC. Cuando se transporte la ropa de trabajo, ésta debe introducirse en una bolsa cerrada. En aquellos casos en que los uniformes no puedan ser lavados a esa temperatura, se deberá proceder a una adecuada desinfección.
  • Debe formarse a los trabajadores sobre el correcto uso y mantenimiento de mascarillas, guantes y EPI que utilicen.

Últimas Entradas

Salario Emocional

25/11/21  El salario emocional es un término muy utilizado en las áreas de recursos humanos, y las empresas que lo practican demuestran que son capaces

Leer más »

Plan de Hostelería Segura

11/11/21  La mayor parte de las Comunidades Autónomas están restableciendo la normalidad en sectores tan importantes y críticos como el de la Hostelería y la

Leer más »