¿Qué implica ser un gran líder?

6/05/21 

En tiempos de pandemia, ser un gran líder va mucho más allá de conseguir resultados y tomar decisiones correctas. Ser un líder conlleva sacar lo mejor de las personas, gestionar la incertidumbre, ser ágil y generar confianza en el equipo. Y para eso hay que liderar con valores.

«Liderar con valores significa actuar siempre fiel a unos principios, tener coraje para tomar decisiones, aunque sean difíciles y actuar con responsabilidad para afrontar lo que viene».

Un líder es una persona que es referente para un grupo de personas. Es una persona que encabeza algún movimiento, grupo o institución y que se ha ganado el respeto de las otras personas que lo siguen y apoyan en sus acciones o decisiones.

Si ahora hiciésemos una encuesta, algunas de las respuestas que escucharíamos, podrían ser:

  • Una persona muy carismática
  • Una persona que tiene la habilidad de ser capaz de convencer a los demás
  • Una persona a la que se la escucha con admiración
  • Una persona que manda sobre los demás

Ser un líder significa ser la persona que indica el camino, con una serie de cualidades inherentes o aprendidas: con sus conocimientos, su manera de relacionarse con los demás, su capacidad para tomar decisiones, para gestionar crisis o para apoyar o entender a los integrantes de un grupo.

El liderazgo no es innato, aunque a veces lo parezca. En realidad, se entrena a través de la experiencia y la formación en inteligencia emocional. A continuación, repasaremos las características más importantes en un buen líder de equipo:

Carisma

Un líder es una persona auténtica, que se muestra tal y como es, gracias a la coherencia que proyecta entre sus palabras y acciones. De este modo, al ser un ejemplo ético, se convierte en un referente social para los demás y ejemplo a seguir.

Autoestima alta

Un líder es una persona que cree en sus ideas y en su propia autoridad para dirigir un grupo de forma democrática.

Comunicación asertiva

Un líder ético es aquel que profesa el poder de la palabra como medio para transformar la realidad empresarial. Por tanto, un buen líder es aquel que ofrece ejemplo de comunicación asertiva no solo en sus palabras, sino también, en la forma en la que expresa su mensaje.

Habilidades Sociales

El líder inspira emociones sociales, aquellas que nacen en contacto con los demás. Por esta razón, tiene el poder de ayudar a que los integrantes del equipo desarrollen lazos de afiliación y pertenencia: capacidad para conectar emocionalmente con los demás a través de emociones tan importantes como la colaboración y la amabilidad.

Resolución de conflicto

Ser mediador es una característica muy importante en cualquier tipo de líder de equipo, capaz de fomentar el entendimiento entre dos o más integrantes del grupo, logrando coincidencias entre distintas propuestas y buscando unidad en el equipo de trabajo.

Voluntad y deseo de asumir plena responsabilidad

Un líder de éxito debe desear asumir la responsabilidad por lo que respecta a las equivocaciones o negligencias de sus seguidores. Si trata de evitar esta responsabilidad es casi seguro que su puesto durará muy poco.

Cuando un seguidor comete un error, es el buen líder el que siente que cometió ese error.

Cooperación

El líder exitoso comprende y aplica el principio de la cooperación y anima a su equipo a que hagan lo mismo: trabajar de manera conjunta para alcanzar un propósito común.

Trabaja más que los demás

Un aspecto sobre cómo ser un buen líder es el tener una buena voluntad y hacer más de lo que exige a su personal, para fortalecer además el trabajo en equipo.

El líder debe planear su trabajo y ocuparse de un plan

Un líder traza un proceso de toma de decisiones para alcanzar un futuro deseado, teniendo en cuenta la situación actual y los factores internos y externos que pueden influir en el logro de los objetivos. Un buen líder debe armar planes y seguirlos.

Mentor

Un líder es una persona que tiene ganas de enseñar a los trabajadores, compartiendo su propia experiencia personal con los demás.

Un buen líder es alguien experimentado (esto no significa que tenga muchos años) que ofrece la posibilidad de ayudar a alguien a través de las experiencias que ha ido acumulando a lo largo de su vida.

En definitiva:

  • un líder de equipo es una persona que tiene las ideas claras.
  • Integra el aprendizaje pasado en el presente.
  • Pero también, se observa a sí mismo en la perspectiva del potencial que todavía puede desarrollar para seguir perfeccionándose.

Si eres un líder o quieres llegar a serlo, ten en cuenta que las cualidades descritas te ayudarán a conseguirlo.

Últimas Entradas